uso del movil en el trabajo

El uso del teléfono móvil en el trabajo: ¿Puede tu jefe prohibirlo?

El uso del teléfono móvil en el trabajo: ¿Puede tu jefe prohibirlo?

  • Introducción: 

En un mundo en el que las tecnologías están cada vez más en auge, el uso de los dispositivos móviles es casi indispensable para todos los ciudadanos, afectando con este uso en el entorno laboral. En este sentido, cada vez son más las consultas de nuestros clientes sobre su uso en el ámbito laboral, tanto por parte de trabajadores que consideran indispensable para comunicarse en equipo como para estar comunicado con las emergencias familiares como por parte de las empresas, que empiezan a pensar que el uso excesivo del mismo puede afectar a la productividad de sus trabajadores. 

En este artículo, explicaremos si un empleado tiene la capacidad de prohibir o limitar el uso del teléfono móvil en el lugar de trabajo.

  • El marco jurídico laboral y el control del empleador: 

El artículo 20 del Estatuto de los Trabajadores aborda el tema de la vigilancia y control en el entorno laboral. Según esta norma, el trabajador tiene la facultad de tomar medidas para verificar el cumplimiento de las obligaciones laborales por parte del trabajador. En teoría, esto implica que el empleado no puede evitar que un trabajador lleve consigo su teléfono móvil al puesto de trabajo, pero puede controlar su uso a situaciones no relacionadas con las tareas laborales. Sin embargo, ¿qué pasa con aquellas emergencias familiares o circunstancias de fuerza mayor en las que el trabajador no puede dejar de utilizar su teléfono móvil?

La prohibición o limitación del uso del teléfono móvil en el lugar de trabajo puede depender de varios factores legales, incluidas las políticas internas de la empresa, los derechos del trabajador y las disposiciones de protección de datos. Si bien el empleado tiene la facultad de controlar y regular el uso del dispositivo, es importante encontrar un equilibrio entre la productividad y los derechos del trabajador. Como empleado, es recomendable revisar el contrato laboral y los convenios colectivos para buscar las restricciones específicas y, en caso de duda, asesoramiento legal o sindical para conocer sus derechos y responsabilidades

Es importante destacar que la legislación actual en España no existe una norma o un protocolo específico sobre el uso de dispositivos móviles en el entorno laboral, existiendo un flagrante vacío legal en la materia. En su lugar, se le otorga a la empresa la responsabilidad de decidir las reglas y restricciones en cuanto al acceso a determinadas páginas web, horarios para consultar el teléfono móvil y el uso de redes sociales y aplicaciones.

Sí que es cierto que determinados convenios colectivos ya recogen esta prohibición o limitación del teléfono móvil de sus empleados, a fin de ponderar un equilibrio entre la productividad y los derechos del trabajador. 

Pero, ¿qué pasa si no aparece recogido los supuestos y condiciones en los que se limita o prohíbe de forma absoluta esta disposición?

En este sentido, si la empresa quiere realizar una prohibición absoluta o una limitación del uso de estos dispositivos electrónicos deberán recogerlo por escrito en su contrato de trabajo o a través de políticas internas que regulen en su uso o circunstancias, de tal manera que el trabajador conozca en qué supuestos puede o no utilizar su teléfono móvil y las circunstancias en las que esta prohibición puede exonerarse, así como las consecuencias en caso de incumplimiento.  

 Estas políticas pueden variar según la empresa y pueden abarcar desde restricciones estrictas hasta permitir un uso limitado y regulado

Sin embargo, como contrapartida, la empresa tiene la obligación de comunicar claramente a los empleados estas limitaciones y proporcionar pautas claras sobre el uso de los dispositivos móviles en el trabajo. Es importante que los empleados estén informados sobre las políticas internas de la empresa en relación con el uso del móvil, incluyendo los sitios web permitidos, las redes sociales y las aplicaciones que se pueden utilizar, y cualquier restricción relacionada con el horario de consulta del teléfono.

Además, las empresas deben tener en cuenta las situaciones de causa mayor o emergencias en las cuales el uso del teléfono móvil puede ser necesario, como causa o forma de exoneración en caso de incumplimiento. En tales casos, se espera que la empresa brinde cierta flexibilidad para permitir que los empleados atiendan asuntos urgentes o situaciones personales importantes.

¿Puede el empresario controlar la actividad del teléfono móvil del trabajador?

Si bien el empleador puede imponer restricciones en el uso del teléfono móvil, es importante tener en cuenta los derechos y protecciones laborales de los trabajadores. Por ejemplo, la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) establece que los empleadores deben respetar la privacidad de los empleados y cumplir con las normas de protección de datos. Esto implica que el empleado no puede acceder o controlar el contenido personal del dispositivo móvil del trabajador sin su consentimiento o una base legal adecuada.

En resumen, aunque no existe en nuestro Estatuto de los Trabajadores una norma que recoja tal prohibición o limitación con respecto al uso de dispositivos móviles, la empresa tiene la facultad de establecer normas y restricciones siempre que se le informe por escrito a sus empleados. En el caso en el que no se recoja por escrito ni la prohibición ni la limitación de estos dispositivos electrónicos el trabajador podrá utilizar su teléfono móvil de forma excepcional o puntual siempre que no se abuse de la confianza de la empresa, de tal manera que las sanciones por el uso del teléfono móvil en el que no se hayan recogido por escrito o, incluso, el despido podría ser declarado improcedente por no haberse recogido en una norma concreta.  

12 votos
×