¿Qué hacer cuando un heredero no quiere firmar la herencia?

¿Qué hacer cuando un heredero no quiere firmar la herencia?

Esta es una pregunta que nos realizan bastante nuestros clientes, pues siempre existe un heredero díscolo que no está de acuerdo con el reparto que quiere realizar el resto de los herederos.

Ante esta situación, desde Rojano Vera Abogados y Asesores os explicaremos que existen dos alternativas cuando la mediación no ha dado sus frutos:

  • La adjudicación notarial de la herencia.
  • La división judicial de la herencia. 

La adjudicación notarial de la herencia

En esta primera opción, el primer paso es acudir a la llamada “interpelación notarial” consistente en que por parte de un notario se realice un requerimiento a aquel heredero que no quiere saber nada de la herencia a fin de que se pronuncie acerca de si la acepta o la rechaza, disponiendo del plazo de 30 días para ello. En caso de que, transcurrido ese plazo, el heredero requerido no se haya pronunciado, se entiende que acepta la herencia.

Ahora bien, esta situación no resuelve el problema, dado que la herencia seguiría sin repartir y el problema seguiría existiendo. Por ello, el Código Civil permite que aquellos herederos que representen más del 50% de la herencia, podrán solicitar al notario o al secretario judicial que nombre a un profesional llamado “contador-partidor dativo”, cuya función es, precisamente, repartir la herencia.

Tras realizar el reparto correspondiente, se precisará aprobación del secretario judicial o del notario, salvo que, finalmente, todos los herederos hayan prestado su conformidad con dicho reparto.

La división judicial de la herencia

La segunda opción consiste en la presentación de una demanda judicial en la cual se solicita que sea el juzgado el que proceda al reparto de la herencia, mediante la convocatoria de una Junta de Herederos, en la cual se trata de definir el inventario existente en la herencia, así como el nombramiento de perito y contador-partidor, que valore y distribuya los bienes hereditarios, respectivamente.

En caso de no estar de acuerdo con el reparto realizado por el contador-partidor, se procederá a la celebración de una vista en la que el juzgado, a la vista de los argumentos de cada uno de los herederos, dictará sentencia con lo que proceda.

¿Necesitas ayuda con tu herencia?

Cómo podéis observar, el reparto de una herencia no es un asunto sencillo cuando no existe acuerdo entre todos los herederos. Por eso, desde Rojano Vera Abogados y Asesores, os recomendamos que, en cualquier proceso hereditario, contéis con un equipo de profesionales que os asesoren y velen por vuestros intereses con las mayores garantías.

1 voto
×