Acuerdo de Confindencialidad Rojano Vera Abogados

¿Qué es la falta de liquidez en una empresa? Causas y soluciones

La falta de liquidez se refiere a la dificultad de una empresa para convertir sus activos en efectivo sin experimentar pérdidas financieras adversas. En otras palabras, se trata de la condición en la que una persona posee activos que no pueden ser rápidamente convertidos en
efectivo para cubrir sus requerimientos financieros inmediatos.

En este artículo además de exponer las consecuencias que la falta de liquidez puede provocar en una empresa, hacemos referencia a posibles soluciones.

¿Qué pasa cuando hay falta de liquidez en una empresa?

Si una empresa presenta falta de liquidez significa que no tiene suficiente efectivo, por lo que lo más probable es que no pueda pagar a sus proveedores, nóminas de trabajadores o deudas pendientes. Las consecuencias negativas en las que esto puede derivar son:
– Cuando una empresa no cumple con sus pagos, los intereses sobre préstamos u obligaciones financieras a corto plazo tienden a aumentar.
– La escasez de liquidez también puede desencadenar conflictos laborales y la pérdida de talento debido a la incapacidad para pagar las nóminas puntualmente.
– Además, puede resultar en la pérdida de privilegios o ventajas ofrecidas por los proveedores a sus clientes, ya que los pagos no se realizan dentro del plazo acordado.
– Las empresas con problemas de liquidez pueden ver cómo su nivel de competitividad se ve mermado, al no poder realizar inversiones necesarias para mantenerse activas en el mercado o desarrollar nuevos productos, lo que las coloca en desventaja frente a sus
competidores.
– La falta de liquidez puede conducir a la insolvencia, siendo este el desenlace más grave para una empresa.

Soluciones a la falta de liquidez

Para abordar la falta de liquidez, se recomienda implementar una estrategia de reestructuración financiera tanto a nivel personal como empresarial. Los pasos clave para esta solución son:

  1. Buscar financiamiento a largo plazo para resolver los problemas de liquidez actuales.
  2. En el caso de las empresas, es importante gestionar la cobranza de facturas pendientes de clientes y negociar condiciones de pago más flexibles con los proveedores.
  3. Realizar una optimización de costos para eliminar gastos superfluos que no generen beneficios.
  4. Considerar la venta de activos que no sean rentables para mejorar la situación financiera.

¿Cómo hacer el cierre de una empresa por falta de liquidez?

Para llevar a cabo el cierre de una empresa debido a la falta de liquidez, se recomienda seguir un proceso estructurado que incluya los siguientes pasos:

  1. Evaluación de la situación financiera: Se debe realizar un análisis exhaustivo de la situación de la empresa, incluyendo el fondo de maniobra y la solvencia.
  2. Determinación de posibles soluciones: Es importante evaluar si existen soluciones viables para resolver la falta de liquidez, como la obtención de financiamiento adicional o la reestructuración de deudas.

En este sentido, las soluciones que planteamos son:
– Dar prioridad al cobro de facturas que tengan fechas de vencimiento próximas, de manera que se pueda comenzar a reunir liquidez lo más rápido posible.
– Llevar a cabo un exhaustivo análisis en todas las áreas del negocio con el fin de identificar oportunidades de ahorro de dinero y recursos, permitiendo así liberar fondos para fortalecer la liquidez de la empresa.
– Reducir el inventario y los activos subutilizados es fundamental para mejorar la situación financiera de la empresa. El exceso de stock almacenado durante largos períodos puede resultar en costos adicionales considerables. Para abordar los problemas de liquidez, se recomienda vender o eliminar el excedente de inventario, así como también deshacerse de los activos que no están en uso o que no agregan valor real a la empresa.
– Examinar todas las posibles fuentes de financiamiento. Realizar un análisis exhaustivo de todas las alternativas de financiamiento a corto plazo disponibles nos brindará una visión clara sobre cómo abordar la falta de liquidez. Este análisis no se limita únicamente a las operaciones internas de la empresa, sino que también implica evaluar las opciones ofrecidas por entidades bancarias y otras vías de financiamiento alternativas.
– Negociar con los proveedores. Los proveedores desempeñan un papel crucial en cualquier negocio, por lo que es posible negociar nuevos términos con ellos. Es preferible revisar y modificar las condiciones establecidas en lugar de poner fin a la relación comercial debido a dificultades financieras.

3. Liquidación ordenada de activos: Si no se encuentran soluciones factibles, se puede optar por la liquidación ordenada de los activos de la empresa. Esto implica la venta de los activos para cubrir las deudas pendientes y cerrar la sociedad. Esta opción no requiere intervención judicial si el empresario puede cubrir las deudas con recursos propios o préstamos personales.
4. Preconcurso de acreedores: En casos más complejos, donde la empresa no puede hacer frente a sus obligaciones financieras, se puede considerar el preconcurso de acreedores. Esto implica informar al Juzgado de lo Mercantil sobre la situación de insolvencia y comenzar negociaciones con los acreedores para alcanzar acuerdos de refinanciación o propuestas de convenio concursal.

En resumen, el cierre de una empresa por falta de liquidez puede seguir dos vías principales: la liquidación ordenada de activos con recursos propios o préstamos, y el preconcurso de acreedores para negociar con los acreedores y buscar soluciones más estructuradas. En Rojano Vera Abogados somos expertos en derecho mercantil, por ello recomendamos que si te encuentras en esta situación contactes con un abogado especializado en la material antes de tomar decisiones al respecto.

×