Un nuevo cambio necesario: las mascotas dejan de ser jurídicamente cosas

Un nuevo cambio necesario: las mascotas dejan de ser jurídicamente cosas.

El pasado 5 de enero de 2022 entró en vigor la Ley de Protección y Derecho de los Animales que ha traído importantes modificaciones en nuestro Código Civil, LEC y Ley Hipotecaria entre otras. La presente ley tiene como objetivo implementar mecanismos legales con el fin de fomentar la protección animal y prevenir el alto grado de abandono de animales en nuestro país, estableciendo un marco común en todo el territorio español, implicando a los poderes públicos y a la ciudadanía en el respeto a todos los animales.

Una reforma necesaria y que se suma a los cambios de otros países de nuestro entorno tales como Francia, Portugal o Alemania entre otros tendente a esa descodificación animal.

De esta manera, los animales dejarán de ser calificados como cosas para ser calificados jurídicamente como seres vivos dotados de sensibilidad, un cambio jurídico relevante, al ser considerados por fin como miembros de la familia. En cuanto a la finalidad exacta de la ley, regulada en el artículo 2 de la misma, está en alcanzar el máximo nivel de protección de los animales, fundamentalmente de aquellos de compañía y de los que se encuentran bajo la responsabilidad de las personas.

Para ello, la norma regula aspectos muy importantes en el día a día de los ciudadanos y de los problemas que a lo largo de nuestra vida nos enfrentamos, como es en el caso de un divorcio o una separación, estableciendo la regulación de la custodia compartida de los animales para asegurar su bienestar y protección por medio de un convenio regulador.

Además, dicha reforma trae consigo la imposibilidad de que las mascotas sean embargadas o hipotecadas, al dejar de lado la calificación de cosas.

Otras de las medidas más relevantes son:

  • El castigo para aquellas personas que abandonen a los animales.
  • Disposición testamentaria del animal, esto es, la posibilidad de que el causante de una herencia pueda determinar la persona a la que se le atribuirá el animal en caso de su fallecimiento
  • La prohibición de usar los animales como medio de violencia de género.
  • Los particulares no podrán tener más de cinco animales en su hogar y quienes quieran tenerlos deberán registrarse como núcleos zoológicos. En el caso de que un particular cuente con cinco o más mascotas cuando se apruebe la ley, no estará fuera de la ley, sin que puedan adoptar más.
  • Prohibición de los animales en tienda.
  • Se regulará el sacrificio animal, que sólo se permitirá a excepciones vinculadas a situaciones eutanásicas.
  • Se prohíbe la cría de especies no autóctonas incluidos los zoológicos, que dejaran de poder comprar animales, sobre todo grandes mamíferos y cetáceos.